Así ayudamos a Ecuador

El Vicariato Apostólico de Aguarico recibió 8.000$ de ayudas para la promoción de la Infancia Misionera en la zona.



Los niños de Aguarico al igual que los niños españoles, los ecuatorianos también se sienten misioneros y quieren ayudar a otros niños con necesidades. Es la universalidad de Infancia Misionera. El Vicariato, que trabaja principalmente con comunidades indígenas –kichwuas, waoranies y shuar-, también ofrece mucha ayuda social (comedores, escuelas…). Se busca, a través de la lógica de la encarnación, una Iglesia inculturada, que hable de Jesús en el lenguaje de los hombres del Vicariato.

Agradecemos profundamente la colaboración que cada año Obras Misionales Pontificias de España realiza a favor del Vicariato Apostólico de Aguarico, en la Amazonía ecuatoriana”, escribe el Padre Juan Carlos Andueza, vicario general. Junto con estas líneas, ofrece un completo informe en el que explica de qué forma el dinero ha llegado a su finalidad, y cómo se ha invertido.

En particular, los 8.000$ enviados por OMP España, gracias a la generosidad de los niños españoles, ha servido para acercar a los más pequeños de Aguarico a Jesús, y enseñarles el valor de la solidaridad y de la misión. Además, a través de los niños, se puede hacer llegar el Evangelio a los padres. Esto se consigue a través de dos encuentros generales, y varios por zonas, que ponen en contacto a niños de diferentes lugares para rezar por los misioneros y conocer a otros que, como ellos, quieren ser amigos de Jesús. Asimismo, se fomenta que los niños hagan gestos solidarios con los niños que les rodean en su vida cotidiana.


El Vicariato de Aguarico es una misión capuchina que lleva en pie desde 1953. Destaca por su servicio a las comunidades indígenas, presentes en toda la zona. Los 73 misioneros que hay trabajan por la inculturación y por rescatar las culturas indígenas, en peligro de desaparición. Asimismo, se mantienen 3 escuelas, 2 hospitales, un comedor y un internado. También se tiene especial cuidado de los enfermos, ancianos, presos y alcohólicos.

0 comentarios