Agua potable en dos escuelas de Sierra Leona

Gracias a las ayudas de Infancia Misionera se han hecho posible dos proyectos para Sierra Leona con la construcción de dos de pozos de agua potable uno para una escuela de preescolar y otro para uno de primaria.



Considerado uno de los países más pobres del mundo, Sierra Leona ha sufrido una terrible guerra civil cuyas secuelas apenas empiezan a cicatrizar. Como contaba una misionera en el país, en una casa de acogida: “Algunos de los enfermos de la casa te mostraban las cicatrices que les habían dejado los rebeldes y era difícil encontrar a alguien que no hubiese presenciado el asesinato de algún familiar”. Con esta situación, es imposible hablar de aquellos servicios básicos que para los países del “primer mundo” se dan por descontado: sanidad, seguridad, agua potable… Por dar un dato: sólo el 43% de la población tiene acceso a esa preciada agua potable.

Es por eso que se han hecho llegar 6.000 euros a la escuela de preescolar St. Vincent de Gerihun, una población de la zona costera del sur de este país. La localización de la escuela hacía que no todo el año tuviera agua y, además, los niños, a pesar de ser muy pequeños, se veían obligados –es su responsabilidad en la familia – a acarrear agua potable desde largas distancias. Estos 80 niños podrán dedicar el tiempo que antes pasaban por los caminos a los primeros rudimentos de la lectura y la escritura.

También se han enviado 10.000 dólares a la diócesis de Makeni, casi en el centro del país, para tres escuelas de primaria que lleva adelante esta diócesis. Los tres pozos evitarán los problemas sanitarios que generan en los niños no tener una fuente segura de agua potable.

Ahora hay que educar a los niños de las escuelas a que tengan cuidado con su salud. Un misionero agustino recoleto en Sierra Leona recordaba lo importante que es construir pozos, “pero nada se conseguirá sin una educación básica para la salud en nuestras aldeas. Y es que muchas de las infecciones vienen por el tratamiento y almacenamiento del agua en el hogar. Y quien ha visto una baffa en Sierra Leona, donde conviven perros, gallinas, y personas, sabe de qué estoy hablando”.


Mañana 26 de enero celebramos la Jornada de Infancia Misionera. Puedes colaborar para que sigamos ayudando a estos y cientos de niños en el mundo


0 comentarios