3º Domingo de Adviento: Seguimos a Jesús

Seguimos en el camino del Adviento. Tiempo para convertirnos más a Jesús. Después de buscar, conocer a Jesús, ahora nos toca ponernos en marcha.  



Seguir a Jesús por el camino de la solidaridad y el amor

Hoy la Palabra nos invita a seguir a Jesús por su verdadero camino. Es el camino de la solidaridad y el amor.
Nuestro Dios es un Señor bueno, que acompaña a las personas, que hace ver las maravillas a los que andan ciegos por la vida, que levanta a los que están inválidos para afrontar las dificultades de cada día, que limpia el corazón de toda podredumbre de pecado, y hace oír las maravillas de la vida a los sordos, y resucita a los que están muertos en vida.

No sirve de nada conocer a Jesús si no lo seguimos. Quienes han tenido la gracia de encontrar y seguir a Jesús han vivido una experiencia irrepetible. Han descubierto en Él un corazón grande, en el que no es posible la acepción de personas: todas tienen cabida por igual.

Toca salir a ver quién es Jesús, Y hemos encontrado que no es alguien con poder de dinero sino aquel que se identifica con los pequeños y débiles. Por eso, el misionero no solo sigue a Jesús, sino que quiere imitarlo con sus buenas acciones.

Hemos salido a esperar al Mesías y nos preguntamos si tenemos que seguir esperando que venga a nosotros. Y hemos encontrado respuesta: Ya ha llegado, abrir bien los ojos, búscalo, conócelo y ponte a seguirle. El ya está aquí. Va por delante de ti. Síguele


José Joaquín Tárraga
Delegado de Misiones de Albacete

0 comentarios